• Compartir   

Una de las dudas más habituales a la hora de plantearnos cómo queremos que sea nuestro baño es la eterna pregunta “¿Qué es mejor, plato de ducha o bañera? Lo cierto es que las necesidades de espacio, una edad avanzada o nuestros gustos particulares serán determinantes a la hora de tomar esta decisión.

Por ello, no podemos afirmar que una opción sea más adecuada que otra. Todo depende de nuestras circunstancias específicas y, para que puedas decidir sin miedo a equivocarte, vamos a abordar tanto uno como otro caso, con sus ventajas y sus inconvenientes.

Beneficios de instalar un plato de ducha

Entre las múltiples razones que convierten el plato de ducha en una de las opciones más demandadas, encontramos las siguientes:

  • Mayor seguridad: una ducha ofrece una superficie plana y antideslizante situada a ras de suelo y, por lo tanto, no ofrece problemas de accesibilidad. Por consiguiente, resulta perfecta para las personas mayores o aquellas que sufren dificultades de movilidad.
  • Menor espacio: no solo ocupa menos espacio, sino que, combinada con una mampara de cristal, la sensación de amplitud es mucho mayor.
  • Ahorro de agua: quienes apuestan por las duchas economizan tanto en agua como en tiempo. 
  • Hidromasaje: a pesar del punto anterior, no hay que caer en el error de pensar que una ducha nos obliga a renunciar a un momento de relajación y desconexión bajo el agua. Al contrario: existen las columnas de hidromasaje que nos permitirán disponer de nuestro propio spa doméstico.
  • Más económicas: la variable del precio también puede ser de utilidad a la hora de escoger una u otra alternativa. En este sentido, cabe destacar que las bañeras son más costosas que los platos de ducha y, además, su instalación es más compleja.

¿Y qué pasa con la bañera?

De acuerdo, las duchas tienen muchos puntos positivos, pero la bañera sigue contando con muchos partidarios. Vamos a ver cuáles son sus razones: 

  • Mejor estética: no es que las duchas sean feas, pero existen modelos de bañera, sobre todo las exentas y de aspecto vintage, que dan un carácter especial a cualquier baño.
  • Versatilidad: o lo que es lo mismo, te puedes duchar en una bañera, pero no te puedes bañar en una ducha.
  • Ideales para niños: son perfectas para bañar a los más pequeños de la casa y, además, les proporcionarán muchos momentos de juego, tanto en verano como en invierno.

¿Habías pensado en todas? Esperamos haberte despejado un poco más el camino hacia tu baño ideal. Pero, si sigues dudando, te recomendamos recurrir a un experto para valorar tu caso concreto y ayudarte a tomar la decisión más adecuada.

Quiero Saber Mas

Estamos para
ayudarte.

KRONOS INVESTMENT MANAGEMENT SPAIN, S.L., con domicilio en C / Serrano 3, 28001 Madrid (Kronos) es el responsable del tratamiento de los datos personales contenidos en este formulario con el fin de atender su consulta. De igual forma, si estás interesado en permitir que Kronos te envíe información sobre promociones, puedes dar tu consentimiento marcando la casilla reservada a tal efecto. Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad, oposición a través de la dirección protecciondedatos@kronosig.com. Puede encontrar información más detallada sobre el tratamiento de datos personales en el documento Política de privacidad.