Archilovers

Un paseo por la arquitectura de Gaudí en Barcelona

Si hay una ciudad que se identifique un arquitecto icónico esa es, sin duda, la ciudad condal. La capital catalana se ha convertido en el hogar de las obras más emblemáticas de Antoni Gaudí, cuya impronta se aprecia en innumerables espacios.En este artículo vamos a acercarnos a la arquitectura de Gaudí a través de sus edificios más emblemáticos de Barcelona. 

  • Compartir   

La Sagrada Familia

Tenía que ser el primer edificio de la lista. A pesar de estar en construcción y de haber serias dudas acerca de la autoría real de los planos que han inspirado el proyecto actual, la Sagrada Familia es la obra más famosa de Gaudí.

La basílica barcelonesa lleva en construcción 135 años y se prevé que no quedará rematada hasta el año 2030. Curiosamente, no fue Antoni Gaudí el escogido para la obra, sino Francisco de Paula del Villar, quien, debido a ciertas divergencias con el coste de la obra y los materiales que debían emplearse, fue destituido y reemplazado por nuestro protagonista, un joven talento emergente de tan solo 31 años.

El parque Güell

El empresario Eusebi Güell tenía la firme intención de construir un barrio residencial para las familias más acaudaladas del momento y para ello se inspiró en el modelo británico de ciudad jardín. Para hacer realidad este sueño arquitectónico, Güell recurrió a Gaudí, quién primero inició la construcción de los jardines, sin llegar a construir más que dos viviendas de las 60 previstas. Así, Gaudí dispuso una gran explanada que se yergue como un privilegiado mirador sobre la ciudad y queda delimitado por un banco de perfil ondulado con un precioso trencadís cerámico. Eso por no hablar de las columnas inclinadas, de la escalinata, del mercado… 

La Pedrera (la casa Milà)

Otra huella imperecedera de Gaudí en Barcelona, la encontramos en la casa Milà. Un edificio residencial de pisos que destaca por ser la última obra civil del arquitecto y por formar parte de la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, que reconoce su belleza y trascendencia arquitectónica.

Sus más de 4.500 m2 se reparten en cinco plantas con detalles tan característicos como la inolvidable azotea de los guerreros, sus impresionantes badalots (cajas de escaleras) y chimeneas y el ático de la ballena con la exposición Gaudí, entre otras singularidades dignas de admiración.

Casa Batlló

Josep Batlló adquirió esta casa levantada en 1877 con el propósito de convertirla en su nuevo hogar. Para ello contrató a Antoni Gaudí, que descartó derribar el edificio, tal y como le pedía el propietario, y asumió una vanguardista reforma integral llevada a cabo entre 1904 y 1906.

En la remodelación, cambió la fachada, convirtiéndola en un verdadero conjunto escultórico gracias a sus barandillas, sus cerámicas de colores y, por supuesto, su maravillosa cubierta ondulada nos recuerda al lomo de un gran dragón durmiente.

Por supuesto, el legado de Gaudí no termina en estos ejemplos, ya que no hemos abordado proyectos tan destacados como la Casa Vicens, la Casa Calvet o la Torre Bellesguard, entre otros. Para descubrirlos, os emplazamos a una segunda parte, en la que os traeremos algunos de los edificios que quedaron a la sombra de las obras maestras.

Quiero Saber Mas

Estamos para
ayudarte.

KRONOS INVESTMENT MANAGEMENT SPAIN, S.L., con domicilio en C / Serrano 3, 28001 Madrid (Kronos) es el responsable del tratamiento de los datos personales contenidos en este formulario con el fin de atender su consulta. De igual forma, si estás interesado en permitir que Kronos te envíe información sobre promociones, puedes dar tu consentimiento marcando la casilla reservada a tal efecto. Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad, oposición a través de la dirección protecciondedatos@kronosig.com. Puede encontrar información más detallada sobre el tratamiento de datos personales en el documento Política de privacidad.