#Puredeco

Estilo decorativo Kinfolk, ¿es para ti?

Vivimos rodeados de tantos estímulos, que a veces pueden llevarnos a un estado de sobrecarga sensorial. Por eso, es esencial disponer de un hogar donde encontrar la paz, relajarnos y recuperar nuestra energía. Un entorno protegido en el que encontremos nuestro propio espacio privado y personal, que nos permita concentrarnos en lo realmente importante, sin distracciones ni interrupciones.

  • Compartir   

¿Cuáles son las claves del estilo decorativo Kinfolk?


El Kinfolk está inspirado en el estilo de vida del pueblo Amish y da prioridad a la naturaleza, la simplicidad, la armonía, y la tranquilidad. Una de las máximas pretensiones del estilo kinfolk es evitar las distracciones, por lo que sus ambientes armoniosos y relajantes optan por una decoración sencilla y natural.


Se podría decir que el estilo kinfolk es la mezcla perfecta entre la decoración bohemia, escandinava y vintage. Pero, a diferencia de estas corrientes decorativas, el kinfolk es más minimalista y refinado. Con sus múltiples orígenes, esta corriente atrae a todos aquellos a los que no les gusta limitarse a un solo estilo y a quienes les gusta amueblar su hogar con objetos que tienen una historia en lugar de un precio. En un interior Kinfolk, las materias primas más naturales, se mezclan con elementos traídos de cualquier destino del mundo e, incluso, con algunas piezas exclusivas de diseño.


Pero, además de un estilo decorativo, el kinfolk es una forma de vida que busca la paz interior y pretende influir en nuestra rutina diaria a través de materiales, colores y conceptos. Gracias a sus premisas, cuatro paredes pueden convertirse en nuestro propio oasis personal de tranquilidad, con menos distracciones, menos interrupciones, menos información y menos muebles.

Puntos clave del estilo Kinfolk


La sensación de neutralidad y naturalidad del Kinfolk se consigue a través los siguientes preceptos:

 

  • Los materiales que predominan son totalmente naturales. La madera es, sin duda, la gran protagonista de este estilo. Ya sea en tonos claros u oscuros, tienes que incluirla en cada estancia.
  • Si tienes un mueble al que se le noten los años, ¡no lo tires! Es perfecto para este estilo de decoración.
  • En un hogar kinfolk, las plantas están por todas partes. Los helechos, las flores silvestres y suculentas son las más sencillas y bonitas para decorar un hogar. Las flores secas también se han hecho un hueco en este estilo de decoración y son perfectas en caso de que las plantas no sean lo tuyo.
  • En cuanto al color, el blanco y cualquiera de sus variantes son un acierto seguro. Los tonos neutros como el beige, el gris o el verde claro son la base idónea para incorporar colores vivos, normalmente a través de plantas, tapices, alfombras o tejidos étnicos.
  • Es imprescindible que aportes tu toque personal. Ya sea a través de piezas exclusivas o de algún mercadillo o rastro vintage. ¡Marcará la diferencia!

Ideas de decoración para un estilo kinfolk


Con unos pequeños cambios, puedes transformar el estilo de tu hogar. Aquí te dejamos 5 ideas muy sencillas de decoración kinfolk.

 

  • El mimbre es un material que encaja a la perfección en este estilo de decoración. Añadir una silla o sillón de mimbre en el salón o en el dormitorio aporta la calidez propia del estilo.
  • Las alfombras de lana o esparto son una opción genial para dar ese carácter rústico e informal al espacio, a la vez que se mantiene la elegancia y la armonía.
  • Utiliza cajas de madera a modo de estantería. Añade libros o revistas encima y alguna planta a modo de decoración y tendrás un rincón funcional y atractivo.
  • Para dividir las grandes estancias sin necesidad de levantar muros, puedes utilizar biombos de mimbre o de ratán.
  • En este estilo, las fotos familiares tienen un significado especial. Elige un marco bonito, que esté hecho con materiales naturales, y llena tu casa con esos momentos especiales que tienes guardados en forma de fotografía en un álbum de fotos.

Estas son algunas ideas para conseguir un hogar tranquilo, donde poder crear grandes momentos en familia alejados del estrés y el ruido de las grandes ciudades. Y tú ¿te unes a la tendencia Kinfolk?

Quiero Saber Mas

Estamos
aqui para
o ajudar.

KRONOS INVESTMENT MANAGEMENT SPAIN, S.L., com endereço em C / Serrano 3, 28001 Madrid (Kronos) é responsável pelo processamento dos dados pessoais contidos neste formulário, a fim de responder a sua consulta. Do mesmo modo, se estiver interessado em permitir que a Kronos lhe envie informações sobre promoções, pode dar o seu consentimento assinalando a caixa reservada para o efeito. Pode exercer os seus direitos de acesso, retificação, supressão, restrição, portabilidade oposição, contactando-nos através do seguinte endereço protecciondedatos@kronosig.com. Pode encontrar informações mais detalhadas sobre o processamento de dados pessoais no documento Politaica de privacidad.