#Purehome

¿Qué sistema de calefacción es el más adecuado para mi hogar?

Elegir el sistema de calefacción adecuado para tu hogar es fundamental. Para acertar, debemos tener en cuenta factores como la extensión de nuestra vivienda, porque no es lo mismo climatizar un apartamento que una casa. De igual modo, nuestra ubicación y el aislamiento también determinará la temperatura y siempre es conveniente conocer a qué tipo de energía tenemos acceso, pues todo ello nos ayudará a tomar la decisión final. A continuación, vamos a conocer los diferentes sistemas de calefacción que existen. 

  • Compartir   

 

Aerotermia, energía renovable para el hogar


La aerotermia es un sistema que obtiene energía del aire y la convierte en calefacción, refrigeración e incluso agua caliente. Gracias a su polivalencia, engloba todos los sistemas que extraen la energía del aire y, por lo tanto, es perfecta para ambientar todo el hogar. De hecho, Kronos Homes apuesta por este tipo de sistema de calefacción, dado su compromiso con la sostenibilidad, la eficiencia y el bienestar.


No en vano, se trata del sistema de calefacción más eficaz del mercado, actualmente, ya que es capaz de extraer más de un 70 % de la energía del aire. Solo necesita energía eléctrica para hacer funcionar el motor del compresor, lo que la convierte en la calefacción con menor consumo energético.


Asimismo esta energía respetuosa con el medio ambiente es sostenible y renovable y, en consecuencia, es perfecta para sustituir sistemas de calefacción por combustión como el gas natural. Por otro lado, el mantenimiento de este sistema es como el de un electrodoméstico y su instalación resulta muy sencilla.

Bomba de calor, la calefacción rápida


Este sistema es más conocido como aire acondicionado Split, aunque todos los equipos son duales y se usan también para calentar. La bomba de calor es ideal para climatizar puntos concretos de la casa, pero no es suficiente para toda la vivienda, por lo que sería conveniente instalar aparatos en las estancias principales.


Hay que tener en cuenta que el aire que expulsa este sistema de calefacción es muy seco y esto puede afectar a personas con problemas respiratorios. En la misma línea, su baja inercia térmica hace que calienten muy rápido la estancia, aunque, al apagarlos, el ambiente se enfría. Por eso son perfectos para viviendas no demasiado grandes y para zonas con inviernos suaves.


En cuanto al mantenimiento de estos sistemas, la acción principal se centra en la limpieza de los filtros en cada cambio de estación y no requieren una gran instalación.


Radiadores de agua caliente para calentar toda la casa


El sistema de radiadores de agua caliente es uno de los más comunes. Una caldera a gas calienta el agua para que circule por toda la casa alimentando los radiadores de aluminio. Con acceso al gas natural, es uno de los sistemas más eficientes que existen y con un solo equipo es suficiente para calentar toda la casa, creando ambientes confortables y agradables.
Para un menor consumo se pueden activar solo los radiadores de las estancias que se van a usar.

Además, no reseca el ambiente y es suficiente en zonas de fríos inviernos dado que mantiene el calor. Sin embargo, la instalación de este sistema es más complicada y su mantenimiento consiste en la purga de los radiadores, revisiones periódicas y recambio de garrafas.

Suelo radiante, calor de abajo hacia arriba


Este sistema de calefacción consiste en una caldera a gas o electricidad (por paneles solares) que calienta el agua y la hace circular por unos conductos instalados en toda la casa. Es realmente una calefacción central que ambienta a la misma temperatura todas las estancias.


El suelo radiante ofrece calor de abajo hacia arriba, es rápido y seguro y cuenta con un bajo nivel de consumo en combustible y energía, sobre todo en el caso de usar gas natural. Por todo lo anterior, podemos decir que este sistema de calefacción es uno de los más eficientes, pudiendo activar solo las habitaciones que se estén usando, lo que supone un ahorro en el consumo. Así pues, aunque conlleve una instalación previa en toda la casa, su mantenimiento es mínimo.

Estufas a leña, el sistema de calefacción ecológico


Las estufas de leña o de biomasa se componen de una cámara metálica, donde se realiza el proceso de combustión y un conducto vertical que da salida al humo. Este sistema de calefacción es perfecto si no tenemos suministro de gas natural. El combustible quemado es leña o biomasa, que se compone de desechos orgánicos, como pellets, carozos, cáscaras de frutos secos o restos forestales.


Este sistema es uno de los más ecológicos y de los más económicos, con un bajo consumo y un alto grado de eficiencia. Son perfectos para ambientar alguna zona del hogar o viviendas no muy grandes, pero debemos tener siempre en cuenta la necesidad de disponer de una salida de humos.

¿Qué sistema de calefacción es el mejor para tu casa? Ahora que los conoces todos, estamos seguros de que te será más fácil elegir el que mejor se ajusta a tus necesidades y a las características de tu hogar. 

Quiero Saber Mas

Demander
notre
aide

KRONOS INVESTMENT MANAGEMENT SPAIN, S.L., est domiciliée à C / Serrano 3, 28001 Madrid (Kronos) et est responsable du traitement des données personnelles enregistrées dans le présent formulaire permettant de répondre à votre demande d’information. Vous pouvez autoriser Kronos à vous envoyer toute information concernant de futures promotions ou offres en marquant la case correspondante du formulaire. Vous pouvez aussi exercer votre droit d’accès, de consultation, rectification, suppression, d’usage restreint ou d’opposition en vous adressant à protecciondedatos@kronosig.com. Pour toute information complémentaire sur les protocoles et traitement des données personnelles, consultez notre politique de confidentialité.