1706793000_Diseñosintítulo(26).jpg
Consejos

Guía completa sobre el agua caliente sanitaria solar

Afortunadamente, cada vez son más las personas comprometidas con la sostenibilidad, el respeto al medio ambiente y la eficiencia energética. Y que aplican esos conceptos al ámbito doméstico. Buena muestra de ello es el uso de agua caliente sanitaria solar. Si no has oído hablar de ella, a través de esta guía vamos a explicarte qué es, cómo funciona y qué tipos de sistemas de autoconsumo hay. Y no menos importante, qué ventajas aporta el agua caliente solar. ¡Sigue leyendo!

  • Compartir   

 

¿Qué es el agua caliente sanitaria?

Para entender qué es el agua caliente sanitaria solar, antes es preciso tener claro qué es el agua caliente sanitaria (ACS). Pues bien: se trata de agua potable calentada, habitualmente, mediante aparatos como calderas, calentadores o termos que funcionan con electricidad, gas o gasóleo.

Pero en los últimos años, con el objetivo de reducir el consumo energético de los hogares y minimizar el impacto medioambiental de los sistemas de agua caliente sanitaria, se han ido introduciendo alternativas de producción de ACS ecológicas en el mercado. Entre ellas:

  • Aerotermia.
  • Biomasa.
  • Geotermia.
  • Solar.

En cualquier caso, el agua caliente sanitaria es considerada un servicio esencial en nuestro día a día, pues la utilizamos para la higiene personal en bañeras, duchas o lavabos y también para fregar los platos o el suelo, lavar la ropa…

 

¿Qué es el agua caliente sanitaria solar?

En cuanto a qué es agua sanitaria solar, su propia denominación revela que la producción de esta clase de ACS se lleva a cabo a través de la energía solar. Como veremos en otro apartado, existen dos tipos de sistemas de agua caliente sanitaria solar, si bien ambos comparten un elemento en común: las placas solares.

Por cierto: el Código Técnico de la Edificación (CTE), que es el marco normativo que establece las exigencias básicas que deben cumplir los edificios en materia de seguridad y habitabilidad, contempla la contribución solar mínima de agua caliente sanitaria en su artículo 15 (Exigencias básicas de ahorro de energía).

  • De manera más detallada, el CTE hace referencia a la contribución mínima de energía renovable para cubrir la demanda de agua caliente sanitaria en el Documento Básico HE Ahorro de Energía.
  • Respecto a qué inmuebles han de cumplir lo dispuesto en dicho documento, el CTE señala que los edificios de nueva construcción, los que se reformen íntegramente o aquellos que renueven su instalación térmica, y presenten un consumo superior a 100 litros/día, tienen que hacer uso de fuentes de energía renovable.

En resumen, el CTE establece que, en función del consumo, los edificios satisfagan sus necesidades de ACS empleando, en gran medida, energía procedente de fuentes o procesos de generación renovables. Y, en este sentido, el agua caliente sanitaria solar contribuye a lograr dicho propósito.

 

1706793129_1.jpg

¿Cómo funciona un sistema de agua caliente sanitaria solar?

A grandes rasgos, y sin entrar en tecnicismos reservados a los profesionales de la instalación de esta clase de ACS, podemos resumir que un sistema de agua caliente sanitaria solar está conformado por los siguientes elementos:

  • Colectores solares térmicos. Son los paneles solares que captan la radiación del sol para calentar el agua de manera limpia y renovable. No deben confundirse con los paneles solares fotovoltaicos, destinados a producir electricidad. Solemos verlos en los tejados y las azoteas de los edificios, aunque también pueden colocarse en otras ubicaciones.
  • Acumulador. El calor es absorbido por un circuito primario y, tras pasar por un acumulador o depósito, se trasvasa al circuito secundario de ACS.
  • Bomba de circulación. Facilita la distribución del calor del circuito primario al secundario.
  • Dispositivo electrónico central. Automatiza y coordina la circulación del agua, controla la temperatura de los captadores solares, vela por la seguridad del sistema, envía informes en caso de necesidad de reparación o mantenimiento, etc.

Para el adecuado funcionamiento de la energía solar térmica, y garantizar una óptima temperatura del agua caliente sanitaria en todo momento, estas instalaciones se complementan con un sistema auxiliar alimentado por otra fuente de energía.

Sobre los grados que debe tener el ACS, el Ministerio de Sanidad indica que el agua caliente sanitaria ha de alcanzar una temperatura de 60 grados en los depósitos o acumuladores finales para prevenir la legionela –bacteria que puede causar congestión, fiebre, neumonía e incluso la muerte–. Y posteriormente se mezcla con agua fría de cara a que alcance la temperatura de consumo (entre 40 y 50 grados).

 

Tipos de sistemas de agua caliente sanitaria solar

Básicamente, en el mercado hay disponibles dos clases de sistemas de agua caliente sanitaria solar: por termosifón y circulación forzada.

  • Sistema de ACS solar por termosifón. Es una opción asequible y de sencilla instalación. Estéticamente, se lo distingue por incorporar un tanque de acumulación de agua (termosifón) encima de la placa solar. Y su funcionamiento no precisa consumo de energía eléctrica. Eso sí: es importante comprobar que el tejado o la azotea soportan su peso.
  • Sistema de ACS por circulación forzada. Es un mejor sistema para calentar agua caliente sanitaria y, por ende, más caro. Prescinde del termosifón y posibilita instalar depósitos acumuladores de mayor capacidad, a nivel de suelo, dentro del edificio. A diferencia de la anterior, esta instalación sí consume energía eléctrica para funcionar. Y cuenta con una centralita de regulación y control en el interior de la vivienda.
1706793142_2.jpg

Ventajas de usar agua caliente sanitaria solar en el hogar

Desde la posibilidad de recibir ayudas para instalarlos hasta un ahorro en las facturas de suministro energético, los sistemas de agua caliente sanitaria solar aportan numerosas ventajas a sus usuarios.

  • Efectividad. Considerando que en España disfrutamos de entre 2.500 y 3.500 horas de sol, dependiendo del área geográfica, está claro que un sistema de ACS solar es una inversión de lo más interesante.
  • Ayudas públicas. Gracias al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y otros organismos, los consumidores pueden beneficiarse de programas de ayudas públicas para la instalación de sistemas térmicos renovables en el sector residencial.
  • Ahorro de energía. En comparación con otras fuentes energéticas tradicionales, los sistemas solares representan un notable ahorro energético que se traduce en un menor desembolso económico cada mes.
  • Respetuosos con el medio ambiente. Además, estas instalaciones son muy eficientes desde el punto de vista medioambiental, pues no emiten dióxido de carbono y suponen un menor consumo de combustibles fósiles.
  • Facilidad de uso. Aunque algunos sistemas disponen de una centralita en la vivienda, los usuarios no deben hacer prácticamente nada para disfrutar de ACS en sus hogares.
  • Durabilidad. Según los expertos, una instalación de este tipo tiene una vida útil de más de 20 años.

 

Otros medios para conseguir agua caliente sanitaria de forma sostenible

No obstante, los sistemas de agua caliente sanitaria solar no son los únicos que producen ACS de manera sostenible. Como hemos comentado al principio del post, hay otras soluciones que también son respetuosas con el entorno:

  • Aerotermia. El agua caliente por aerotermia consiste en utilizar la energía del aire ambiente. Estos sistemas se sirven de energía limpia y renovable. Y apenas emiten dióxido de carbono a la atmósfera.
  • Biomasa. En este caso, la energía se genera a partir de materia orgánica biodegradable como pellets, huesos de aceitunas o cáscaras de almendras. Estos sistemas suelen relacionarse con la calefacción, pero también son útiles generando agua caliente para la vivienda.
  • Geotermia. Aquí la fuente de energía es el calor natural del subsuelo. Los sistemas geotérmicos son muy eficientes y ecológicos. Y aunque su coste de instalación es elevado, proporcionan un ahorro considerable en la factura de suministro energético.

Por todo lo expuesto, confiamos en que ahora estés más familiarizado con el agua caliente sanitaria solar. Como habrás visto, nuestro país goza de miles de horas de sol al año. Y aunque la instalación de estos sistemas de autoconsumo pueda parecer costosa, lo cierto es que su inversión se rentabiliza con el transcurrir del tiempo al pagarse menos dinero cada mes en concepto de suministro energético. ¡Conviene tenerlo presente!

 

Preguntas frecuentes

 

¿Cuántas placas solares se necesita para un calentador de agua?

El número de placas solares necesarias para producir agua caliente sanitaria dependerá del consumo de la vivienda. Para un hogar medio, los profesionales recomiendan instalar dos o tres paneles solares.

¿Cómo funciona un termo con placas solares?

El funcionamiento de un termo eléctrico combinado con placas solares es muy sencillo: cuando los paneles captan la luz solar y la convierten en energía, esta última alimenta la resistencia del termo, tras lo cual se calienta el agua sanitaria.

¿Cuánto tiempo dura el agua caliente con un calentador solar?

En un calentador solar, el agua suele mantenerse caliente unos tres días, aproximadamente. Esto dependerá de la cantidad de agua que se necesite utilizar.

Te puede interesar

No te pierdas nuestros artículos

18883
Ventajas y desventajas de las placar solares
/material/blog/wp-content/uploads/2022/02/panel-solar.jpg
/actualidad/ventajas-y-desventajas-de-las-placar-solares/
Ventajas y desventajas de las placar solares
Ventajas y desventajas de las placar solares
Febrero 2022
Descubrir
Sostenibilidad
18894
¿Qué es la energía geotérmica?
/material/blog/wp-content/uploads/2022/01/decoracion-vegetal.jpg
/actualidad/que-es-la-energia-geotermica/
¿Qué es la energía geotérmica?
¿Qué es la energía geotérmica?
Enero 2022
Descubrir
Eficiencia
2186
Certificado energético de viviendas
/material/blog/wp-content/uploads/2021/09/portada-salon.jpg
/actualidad/certificado-energetico-vivienda/
Certificado energético de viviendas
Certificado energético de viviendas
Septiembre 2021
Descubrir
Sostenibilidad
Quiero Saber Mas

Estamos para
ayudarte.

KRONOS INVESTMENT MANAGEMENT SPAIN, S.L., con domicilio en C / Serrano 3, 28001 Madrid (Kronos) es el responsable del tratamiento de los datos personales contenidos en este formulario con el fin de atender su consulta. De igual forma, si estás interesado en permitir que Kronos te envíe información sobre promociones, puedes dar tu consentimiento marcando la casilla reservada a tal efecto. Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad, oposición a través de la dirección protecciondedatos@kronosig.com. Puede encontrar información más detallada sobre el tratamiento de datos personales en el documento Política de privacidad.