Inside Kronos

Qué es una promotora inmobiliaria y cómo funcionan

¿Eres de los que no sabe definir qué es exactamente una promotora inmobiliaria? Tranquilo, no eres el primero ni el último. Por este motivo, en Kronos Homes hemos preparado un artículo muy completo que te ayudará a despejar todas tus dudas.

  • Compartir   

 

Uno de los principales cometidos de una promotora inmobiliaria es tomar decisiones en cuanto a la planificación y financiación de una nueva edificación destinada a la comercialización de sus viviendas. De esta manera, se convierte en el titular del derecho que le permite construir en este solar. 

Normalmente su trabajo se ciñe a buscar el suelo adecuado para levantar las viviendas, negociar el precio y, finalmente, adquirirlo. 

 

¿Cómo funciona una promotora inmobiliaria?

 

Las promotoras inmobiliarias desempeñan tres grandes funciones:

  • Planificación: el promotor inmobiliario localiza terrenos o propiedades que le resulten interesantes para poner en marcha proyectos urbanísticos. Asimismo, redacta los planos arquitectónicos y obtiene los permisos que se requieran ante el ayuntamiento. 
  • Financiación: en esta fase se precisan conseguir los fondos necesarios para las obras. Es posible que la promotora cuente con el capital, pero puede que esto no sea así y que necesite buscar inversores y financiación para llevarlo a cabo.
  • Ejecución: se busca una constructora o se realizan contratos con los equipos de construcción para emprender las obras.

 

¿Qué diferencia hay entre una empresa constructora y una promotora?

 

Como decíamos, la promotora es un agente de la edificación, cuya principal labor es la adquisición del suelo inmobiliario sobre el cual se llevará a cabo la promoción de viviendas.

Lo habitual, además, es delegar el trabajo de la construcción del edificio a una constructora, pero hay algunas promotoras que integran ambas funciones y se ocupan de todo el proceso.

10

¿Quién es el promotor inmobiliario?

 

Para averiguarlo, debemos recurrir al artículo 9 de la Ley 38/1999 de Ordenación de la Edificación donde se identifica de manera clara quién es el promotor inmobiliario. A respecto podemos leer que “será considerado promotor cualquier persona, física o jurídica, pública o privada, que, individual o colectivamente, decide, impulsa, programa y financia, con recursos propios o ajenos, las obras de edificación para sí o para su posterior enajenación, entrega o cesión a terceros bajo cualquier título”.

Además, la ley les atribuye una serie de obligaciones que deberán cumplir en todo momento:

  • Facilitar toda la documentación e información imprescindible para la redacción del proyecto, así como autorizar al director de obra para que lleve a cabo todas las modificaciones posteriores que sean necesarias.
  • Gestionar la tramitación y obtención de las licencias y autorizaciones administrativas que se requieran, además de suscribir el acta de recepción de la obra.
  • Contratar los seguros previstos en el artículo 19 (el seguro de daños materiales o el seguro de caución, entre otros).
  • Entregar al adquirente la documentación de obra ejecutada y todo aquel papel que se solicite por parte de las Administraciones competentes.

El promotor inmobiliario tiene, asimismo, un importante papel dentro del proceso de urbanización. De esta manera, el artículo 17 de la citada ley establece que los promotores responderán frente a los propietarios, o aquellos que hayan adquirido la propiedad con posterioridad, de los posibles daños materiales que se causen en el edificio por vicios o defectos ocultos que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga u otros elementos estructurales que comprometan directamente la resistencia mecánica y la estabilidad del edificio. Estos daños tienen que haberse producido en el plazo de diez años contados desde la fecha de entrega de la obra al comprador.

No podemos olvidar que el promotor inmobiliario debe cumplir con las responsabilidades que le exige la ley. De lo contrario, se podrá acudir a la vía judicial para reclamar su cumplimiento.

10

Diferencias con las constructoras y las agencias inmobiliarias

 

Estamos ante otra duda bastante frecuente. En concreto, cuando hablamos de agencias inmobiliarias nos referimos a una figura que interviene a la hora de poner en venta las viviendas y que asumen funciones tales como la publicidad del proyecto construido y su estrategia comercial. En resumen, mientras la constructora se ocupa de hacer realidad el proyecto, la agencia inmobiliaria busca compradores interesados en adquirir las viviendas o locales construidos. 

Aún así, en ocasiones, es una única compañía la que asume las funciones de promotora, constructora y agencia, en cuyo caso no estaremos ante empresas diferenciadas.  

Estamos seguros de que, tras la lectura de este completo artículo, ya no albergarás dudas sobre qué es una promotora. En cualquier caso, te animamos a seguir leyendo en nuestra página web otros textos muy interesantes relacionados con esta temática.

Quiero Saber Mas

Demander
notre
aide

KRONOS INVESTMENT MANAGEMENT SPAIN, S.L., est domiciliée à C / Serrano 3, 28001 Madrid (Kronos) et est responsable du traitement des données personnelles enregistrées dans le présent formulaire permettant de répondre à votre demande d’information. Vous pouvez autoriser Kronos à vous envoyer toute information concernant de futures promotions ou offres en marquant la case correspondante du formulaire. Vous pouvez aussi exercer votre droit d’accès, de consultation, rectification, suppression, d’usage restreint ou d’opposition en vous adressant à protecciondedatos@kronosig.com. Pour toute information complémentaire sur les protocoles et traitement des données personnelles, consultez notre politique de confidentialité.