Consejos

Vender o alquilar ¿Qué es más rentable actualmente?

Si tienes un inmueble del cual quieres obtener algún tipo de rentabilidad, seguro que te has encontrado en la disyuntiva de tener que decidir entre vender o alquilar. No te preocupes, en este artículo te contamos qué es más rentable actualmente.

  • Compartir   

 

Durante muchos años se ha considerado como ‘tirar el dinero’ la opción de vivir en régimen de alquiler. Tanto es así que en España, hasta hace escasos años, lo habitual era comprar una casa y la posibilidad de alquilar siempre era una segunda opción.

No obstante, tras la burbuja inmobiliaria, decidirse por un alquiler empezó a parecer lo más conservador, dado que los precios de las casas se encontraban por las nubes y la oferta de vivienda en alquiler resultaba amplia y con precios atractivos. Tanto es así que, a día de hoy, un 30 % de los españoles se decantaría por el alquiler como primera opción.

En consecuencia, vemos que existe una parte importante de la población que se ha convertido en un público objetivo para el mercado de alquiler y, sin duda, podemos beneficiarnos de este interés como propietarios de una vivienda vacía. Por ello, a continuación, vamos a analizar las diferentes variables que debemos tener en cuenta a la hora de decidir si debemos vender o alquilar nuestro inmueble. 

 

Ventajas y desventajas de alquilar

 

Las principales ventajas serían las siguientes:

  • El propietario cobra una renta todos los meses que puede ayudar a sufragar múltiples gastos de su vida personal o incluso la hipoteca de otra vivienda.
  • Este tiempo de alquiler puede servir para que la casa que tenemos arrendada se revalorice y así obtengamos una venta más ventajosa llegado el momento.
  • Siempre se está a tiempo de vender si se considera que ha llegado el momento de dar el paso.
  • Percepción de ventajas fiscales, ya que desde el Gobierno se quiere promover que los particulares saquen sus propiedades al mercado del alquiler y, por este motivo, reciben un buen trato en la declaración de la renta. 

Por supuesto, no podemos dejar de lado los inconvenientes:

  • No siempre resulta fácil encontrar a un inquilino de confianza que pague puntualmente sus cuotas y respete las normas de convivencia con el resto de vecinos.
  • Seguimos teniendo que afrontar gastos como los de comunidad, la tasa de basuras o el IBI, entre otros.
  • Debemos asumir el riesgo de que sea ocupada ilegalmente por personas que, tras mudarse como inquilinos con su correspondiente contrato, se nieguen a continuar atendiendo los pagos.
10

Ventajas y desventajas de vender

 

Vamos a abordar de una manera sencilla las posibles ventajas de optar por una venta:

  • Se acabaron las preocupaciones: una de las grandes bazas de vender la vivienda es que nos podemos olvidar de problemas como impagos, reparaciones, así como cualquier tarea de mantenimiento. 
  • Evitar pagos de mensualidades como la comunidad de vecinos, las derramas, los impuestos…
  • Se consigue una enorme liquidez que puede servirte para atender cualquier eventualidad como deudas, gastos médicos, viajes, nuevas inversiones… 
  • Se perciben ventajas, tanto fiscales, como en tu nueva hipoteca, sobre todo si deseas reinvertir el dinero obtenido en la compra de un nuevo hogar.
  • Si la casa es fruto de una herencia y compartes la misma con varias personas más, como suele ser el caso de los hermanos, al venderla consigues acabar con los posibles problemas de copropiedad. De esta manera, se vende y se reparte a cada heredero su parte correspondiente, mientras que, si se opta por un alquiler, pueden surgir problemas derivados de su gestión y mantenimiento, ya que es muy posible que uno de los propietarios se desentienda del pago de las cuotas de la comunidad o cualquier otro gasto que ocasione la casa.

Así y todo, vender una casa también tiene sus contrapartidas. Las vemos:

  • Pérdida de patrimonio y oportunidades. No podemos olvidar que al desprendernos de él, perdemos un piso que en el futuro puede que lo hubiésemos necesitado como vivienda para nosotros mismo o cualquiera de nuestros hijos. Por este motivo, conviene sopesar muy bien esta opción antes de decantarnos por ella. 
  • No resulta fácil encontrar compradores e incluso es posible que tengamos cierta urgencia, pero que nos toque aguardar a que llegue el adecuado. No podemos descartar que sea necesario rebajar el precio en caso de no presentarse interesados.
  • Si ganamos dinero con la venta, y no la destinamos a la compra de una vivienda habitual, deberemos pagar impuestos de ganancias patrimoniales y abonar a Hacienda la cantidad correspondiente. 
  • La burocracia para llevar a cabo el proceso de compraventa puede resultar larga y tediosa.
10

Cómo calcular si es más rentable alquilar o vender la casa

 

Si a pesar de las razones esgrimidas seguimos con dudas, lo mejor es hacer cuentas. En este sentido, te proponemos que únicamente alquiles propiedades en las que se pueda obtener un rendimiento por alquiler por encima del 5 %, en el caso de tratarse de grandes zonas urbanas, y del 8 al 10 % en aquellas especialmente frecuentadas por turistas y viajeros con ocasión del verano. En este último caso, los alquileres suelen acumular valores por encima del 5 % con respecto al precio potencial de venta del inmueble con independencia de la zona de la que se trate.

 

¿A largo plazo qué será más beneficioso económicamente?

 

Parece que las circunstancias particulares de cada propietario decantarán la balanza hacia un lado u otro. Todo dependerá de las necesidades y preferencias del dueño del inmueble, pero, a priori, si no tenemos apuros económicos y gozamos de cierta estabilidad económica, parece que alquilar es la opción más conveniente.

Quiero Saber Mas

Estamos para
ayudarte.

KRONOS INVESTMENT MANAGEMENT SPAIN, S.L., con domicilio en C / Serrano 3, 28001 Madrid (Kronos) es el responsable del tratamiento de los datos personales contenidos en este formulario con el fin de atender su consulta. De igual forma, si estás interesado en permitir que Kronos te envíe información sobre promociones, puedes dar tu consentimiento marcando la casilla reservada a tal efecto. Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad, oposición a través de la dirección protecciondedatos@kronosig.com. Puede encontrar información más detallada sobre el tratamiento de datos personales en el documento Política de privacidad.