1695202229_Diseñosintítulo(3).jpg
Consejos

Qué son los gastos extraordinarios en una comunidad de propietarios

La adquisición de una vivienda o un local en un edificio conlleva una serie de gastos ordinarios que contribuyen al mantenimiento de las instalaciones comunes. Pero, además, también puede darse el caso de tener que afrontar gastos extraordinarios en una comunidad de propietarios.

  • Compartir   

 

Por ello, es importante conocer ambos conceptos. Y en el supuesto de vernos en la obligación de hacer frente a gastos extras en una comunidad de vecinos, saber cómo se aprueban, de qué forma deben pagarse y qué repercusiones tendría no hacerlo.

 

¿Cuál es la diferencia entre gastos ordinarios y extraordinarios en una comunidad de propietarios?

 

Sobre los gastos ordinarios y extraordinarios, la Ley de Propiedad Horizontal permite hacerse una idea de sus finalidades en el artículo noveno de la norma. El mismo establece cuáles son las obligaciones de cada propietario. Y, entre otras, destaca las siguientes:

  • Contribuir, con arreglo a una cuota de participación –porcentaje en el que un miembro de la comunidad de propietarios participa en los gastos y cargas– acordada previamente, a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización.
  • Contribuir, con arreglo a su respectiva cuota de participación, a la dotación del fondo de reserva que existirá en la comunidad de propietarios con el objetivo de atender las obras para la conservación, reparación y rehabilitación de la finca, así como para la realización de trabajos relacionados con la accesibilidad y la eficiencia energética.

Explicado de una manera más sencilla, la Ley de Propiedad Horizontal indica que, por un lado, los propietarios de viviendas han de asumir unos gastos generales (ordinarios) destinados al mantenimiento del edificio o el pago de los servicios asociados al inmueble.

Y por otro, la citada norma insta a los vecinos a contribuir a la dotación de un «fondo de reserva» para que puedan responder a los gastos extraordinarios en una comunidad de propietarios.

Por su interés, a continuación explicamos de una manera más detallada cuál es la diferencia entre gastos ordinarios y extraordinarios en una comunidad de propietarios. Y no menos relevante, cómo es la forma de pago en cada situación.

 

1695205577_2.jpg

 

Gastos ordinarios

 

Llegado el momento de ver cómo se reparten los gastos de una comunidad de vecinos se han de considerar, en primer lugar, aquellos que son recurrentes y periódicos. Es decir, tal y como señala la Ley de Propiedad Horizontal, los imprescindibles para conservar el edificio y sufragar los importes vinculados a sus distintos servicios, tributos, seguros, etc.

Si bien cada comunidad de propietarios presenta una casuística, entre los gastos ordinarios más habituales figuran los siguientes:

  • Conserjería.
  • Control de plagas (avispas, cucarachas, hormigas, roedores, etc.).
  • Gastos del administrador.
  • Gastos de mantenimiento del ascensor, el portero automático, las antenas de televisión, la calefacción central, el garaje, la instalación eléctrica, los sistemas de protección de incendios, etc.
  • Jardinería.
  • Limpieza del portal, la escalera, la piscina y otros espacios comunitarios.
  • Pago de impuestos: obligaciones con Hacienda –por ejemplo, si la comunidad alquila la vivienda del conserje– y el Ayuntamiento –tasa de basuras o de paso de carruajes–.
  • Seguro multirriesgo.
  • Servicios de seguridad (instalación de CCTV o guardias de seguridad privada).
  • Suministro comunal de agua y electricidad.

Todos los gastos ordinarios tienen que ser contemplados en el presupuesto anual de una comunidad de vecinos –normalmente, a principios de año o cuando se realice el cambio de presidente y tesorero–.

Es algo indispensable de cara a determinar tanto la provisión de fondos que se precisará para hacer frente a un ejercicio como la cuota mensual que deberán pagar los propietarios. Esta última se calcula con arreglo al coeficiente de participación establecido en la escritura de división horizontal o a lo acordado específicamente en las juntas de vecinos, de tal manera que:

  • Podrían fijarse mensualidades idénticas para todos los vecinos sin tomar como referencia las cuotas de participación.
  • Y eximir de algunos gastos a determinados propietarios –por ejemplo, los dueños de los locales–.

 

Gastos extraordinarios

 

En cuanto a los gastos extraordinarios de una comunidad de propietarios, son, como su propio nombre indica, aquellos que se salen del presupuesto ordinario y no están cubiertos por el seguro multirriesgo. Y que han de afrontarse, ya sea urgentemente o a medio plazo, para solucionar problemas o mejorar la infraestructura vecinal.

Como sucede con los generales, los gastos extraordinarios dependen de las necesidades de cada comunidad. Pero, a grandes rasgos, podemos señalar algunos de los más frecuentes:

  • Adaptación del ascensor u otros elementos a la normativa.
  • Instalación de una antena parabólica.
  • Pintado del portal, la escalera, los pasillos, etc.
  • Reforma de la instalación eléctrica del edificio.
  • Reforma del portal.
  • Rehabilitación de la azotea, cubierta o tejado.
  • Rehabilitación de la fachada.
  • Rehabilitación de los patios de luces.
  • Reparación o sustitución de las tuberías, colectores, arquetas, etc.
  • Solución de humedades.

En estas situaciones, mediante la convocatoria de una junta extraordinaria de vecinos, es cuando se plantea la necesidad de afrontar gastos extraordinarios. Un momento no siempre bien recibido por algunos propietarios, pues, en muchas ocasiones, las actuaciones mencionadas suelen precisar un desembolso económico no previsto.

 

1695203886_3.jpg

 

¿Cómo se acuerdan y se reparten los gastos extraordinarios en una comunidad de propietarios?

 

Respecto a cómo se financian los gastos extraordinarios de una comunidad de propietarios, existen varias maneras de costearlos: a través del fondo de reserva, una subida de la cuota ordinaria o una derrama.

  • Fondo de reserva. Como ya hemos visto, es una partida económica para pagar los gastos de la comunidad referentes a obras de conservación, reparación, rehabilitación, accesibilidad y eficiencia energética. Dicho fondo, observa la Ley de Propiedad Horizontal, «estará dotado con una cantidad que en ningún caso será inferior al 10% del último presupuesto ordinario».
  • Subida de la cuota mensual. A veces no hace falta discutir la aprobación de una derrama. Basta con una subida de la cuota ordinaria mensual aceptada por la mayoría de los vecinos.
  • Derrama. Sobre dicho término, el diccionario de la Real Academia Española define derrama como una «contribución temporal o extraordinaria». En el caso que nos ocupa, sería un desembolso adicional, durante un plazo de tiempo específico, a la cuota mensual de la comunidad.

En este sentido, los expertos aconsejan ser previsores y fijar un recibo ordinario que posibilite disfrutar de un fondo de reserva generoso para abordar los gastos extraordinarios. De esta manera, en algunas actuaciones no será preciso proponer que cada vecino asuma una subida de la cuota mensual o una derrama.

 

Aprobación de los gastos extraordinarios

 

Ya se ha comentado: los gastos extraordinarios han de ser aprobados en una junta extraordinaria de vecinos. Una reunión en la que, para despejar posibles dudas, se debe explicar qué es una cuota ordinaria y extraordinaria. Y también precisar, si es considerada y aceptada, a cuánto asciende la derrama.

Si hay suficiente dinero en la cuenta bancaria de la comunidad o la subida propuesta para la cuota ordinaria mensual no es excesiva, lo normal es que exista quorum. Es decir, que la mayoría de los vecinos apruebe llevar a cabo una reforma, rehabilitación o reparación en el inmueble.

Cosa distinta, por el desembolso económico extra que supone, es sacar adelante la votación de una derrama. Si se opta por dicha solución, la mayoría necesaria para su aprobación variará en función de las obras que se vayan a acometer:

  • Para las actuaciones necesarias e importantes, una derrama ha de ser aprobada por la mayoría simple (la mitad más uno) de los propietarios presentes en la junta extraordinaria que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación.
  • Para la instalación o adaptación de infraestructuras de telecomunicaciones o aprovechamiento de energías renovables se necesitará el voto a favor de un tercio de los vecinos que hayan acudido a la junta y representen, al menos, la misma proporción de las cuotas de participación.
  • Y para las instalaciones o mejoras no necesarias que no se estimen relevantes para la totalidad de los vecinos, se requerirá el voto a favor de tres quintas partes de los presentes en la junta, quienes han de representar una fracción similar de las cuotas de participación.

 

1695203903_1.jpg

 

¿Cuándo deben abonarse los gastos extraordinarios en una comunidad de propietarios?

 

Una vez que se aprueba una derrama para afrontar los gastos extraordinarios de una comunidad de propietarios, la responsabilidad del pago de las cuotas extras, atendiendo a los importes y plazos estipulados en la junta para cada vecino, corresponderá a los dueños de las viviendas y/o locales del inmueble, aunque dichos espacios se encuentren alquilados. En caso contrario, serían considerados morosos y la comunidad podría emprender acciones legales contra ellos.

Ahora bien: en la Ley de Propiedad Horizontal constan algunas excepciones que es oportuno reseñar:

  • En los casos en que se necesite un tercio de votos a favor, los vecinos que hayan votado en contra no estarán obligados a pagar la derrama. Pero si, posteriormente, quieren beneficiarse de las mejoras implementadas –por ejemplo, acceder a TV por satélite–, tendrán que satisfacer el dinero que les hubiese correspondido.
  • Y lo mismo pasa en las situaciones que requieran la aprobación, al menos, de las tres quintas partes de los propietarios y la derrama represente un gasto superior a tres cuotas ordinarias. Eso sí: al igual que en el supuesto anterior, deberán pagar su parte de la derrama si, más adelante, optan por disfrutar de las mejoras.

Si sobra dinero de una derrama, aunque los dueños de las viviendas y los locales pueden decidir qué hacer con él, habitualmente se guarda en la cuenta bancaria de la comunidad. De esta forma, se dispone de un remanente que podría ser de utilidad en el futuro para otros tipos de gastos.

 

Gastos extraordinarios en un inmueble: conclusiones

En definitiva, los gastos extraordinarios en una comunidad de propietarios son distintos a los ordinarios o generales.

  • No están contemplados en el presupuesto anual. Y se destinan a actuaciones como adaptaciones, instalaciones, reformas, rehabilitaciones, reparaciones, etc., orientadas a mejorar un inmueble.
  • Para afrontarlos es requisito indispensable celebrar una junta extraordinaria de vecinos.
  • Y tras ser aprobados, salvo las excepciones descritas anteriormente, las subidas de las cuotas mensuales o las derramas deben ser asumidas por todos los dueños de las viviendas y los locales del edificio.

En el caso de que uno de ellos venda su propiedad, lo lógico es que el vendedor realice los pagos de la derrama hasta la fecha de escrituración. Y a partir de ahí, que sea el comprador quien se haga cargo de satisfacerlos.

 

 

Te puede interesar

No te pierdas nuestros artículos

23601
¿Qué es la ley de propiedad horizontal?
/material/contents/23601/1667312300_vecinos-cabecera.jpg
/actualidad/que-es-la-ley-de-propiedad-horizontal/
¿Qué es la ley de propiedad horizontal?
¿Qué es la ley de propiedad horizontal?
Septiembre 2022
Descubrir
#Purehome
23540
¿Qué son los estatutos de la comunidad de propietarios?
/material/contents/23540/1667242680_estatuto-cabecera.jpg
/actualidad/que-son-los-estatutos-de-una-comunidad/
¿Qué son los estatutos de la comunidad de propietarios?
¿Qué son los estatutos de la comunidad de propietarios?
Septiembre 2022
Descubrir
#Purehome
25330
Funciones del presidente de una comunidad de vecinos
/material/contents/25330/1674244634_funciones-del-presidente-de-una-comunidad-de-vecinos_2_1400x800.jpg
/actualidad/funciones-del-presidente-de-la-comunidad/
Funciones del presidente de una comunidad de vecinos
Funciones del presidente de una comunidad de vecinos
Febrero 2023
Descubrir
#Purehome
Quiero Saber Mas

Demander
notre
aide

Campo obligatorio
Campo obligatorio
Campo obligatorio

KRONOS INVESTMENT MANAGEMENT SPAIN, S.L., est domiciliée à C / Serrano 3, 28001 Madrid (Kronos) et est responsable du traitement des données personnelles enregistrées dans le présent formulaire permettant de répondre à votre demande d’information. Vous pouvez autoriser Kronos à vous envoyer toute information concernant de futures promotions ou offres en marquant la case correspondante du formulaire. Vous pouvez aussi exercer votre droit d’accès, de consultation, rectification, suppression, d’usage restreint ou d’opposition en vous adressant à protecciondedatos@kronosig.com. Pour toute information complémentaire sur les protocoles et traitement des données personnelles, consultez notre politique de confidentialité.